Index . a nutrir paisaje protegido mirando por:

Cap I

Ecología de ecosistemas e hidrología urbana . aprecios . . entropía . . 20 preguntas

confesiones . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 . 15 . 16 .

Dinámica horizontal en humedales: esteros, bañados, meandros, cordones litorales . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . . abismos . 1 . 2 . 3 . cordones desatados .

Cap II

Patrimonios en ámbitos rurales, confesiones .

17 . 18 . 19 . 20 . 21 . 22 . 23 . 24 . 25 . 26 . 27 . 28 . 29 . 30 . 38 . 39 . 40 . 41 . 42 . 43 . alestablo . ARBA Girard . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . Oliden 1 . 2 . 3 . 4 .

El paisaje construído en Al Maitén . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 .

Cap III

Paisajes culturales . 31 . 32 . 33 . 34 . 35 . 36 . 37 .

Cap IV

El timón 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 .

Cap V

Leyes particulares . introito . 0 . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 . 15 . 16 . 17 . 18 . 19 . 20 . 21 . 22 . 23 . 24 . 25 . 26 . 27 . 28 . 29 . 30 . 31 . 32 . 33 . 34 . 35 . 36 . 37 . 38 . 39 . 40 . Mercedes . . población 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . Grindetti . . demos .

Cap VI

Línea de ribera . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . distritojoven . La reina del Plata . . albardon .

Cap VII

Fusis . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 .

Cap VIII

Paisajes interiores

Inmanencias . 1 . 2 . . La viga de cruce . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . Interlocución 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . . Prospectivas 1 . 2 . 3 . 4 . .Joaquín Lera . . jubileo . . creación . . intangibles . . despiertanos . . entropía . . Dicha . . laudato . . Elina Chen . . Carlos Lohlé . . Guillermo Roux . . Roux y Alonso . . César Pelli . . Joaquín V. González . . Sean Carroll . . Pablo Varela . . Leónidas . . Laura . . MaríaJosé . . Romanazzi . . Daniel . . Alberti . . NicoLNOL . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . Julieta . . examen . . honestidad . . editorial . . interlocutor . . Blas . . mediohombre . . PabloF . . Pilará . . fuentes . . Prilidiano . . alma . . Miriam . . Invitación . 1 . 2 . . Edgar Morin . . tropiezos . . Patricia Pintos . . hguyotln . . Garay . . John Berger . . Meryl Streep . . encuentro . . pobrezas . . inundaciones . . Odell . . comentariosLN . . Belgrano . . Aves . . Madre Natura . . María Bertoni . . Videos . . Gladys Gonzalez . 1 . 2 . 3 . . Maldonado . . ARA San Juan . . Newton . . Pfeiffer . . Da Vinci . . Santiago Kovadloff . . páthos . . thumós . . füsis . . Rolo Freyre . . Euskera . . Durán Barba . . pisopatus . . alestablo . . desayuno . Bahía Bustamante . Reportaje . Balance . . Carta abierta .1 . 2 . . lapobreza . . Carlos Leyba . 1 . 2 . . lo real . . matematica . . . Norah del Puerto . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . vandertuin . 1 . 2 . . Agustina . . Paraísos perdidos . 1 . 2 . . Mario Borini . . La flecha del tiempo . 1 . 2 . . Retratos . 1 . 2 . abreviaturas . . zoom . . aguauruguay . . Barletti . 1 . 2 . . Soledad . . trogloditismos . . arbol . . avatar . . María Carman . . Anamari Aldaburu . . lamiradadelburro . . Lucas Maglio. 1 . 2 . . Alfredo Soto . . disfracessoberanos . . Fontevecchia . 1 . 2 . . GraboisMilei . 1 . 2 . . libertad . . verdad . . Voceros del colibri . Matías Yeatts . . Vivencias . . Antico ARBA . . Ezequiel . . Eros y Héroe . . baseconceptual . . Patrimonios . . sinAmor . conCarinio . . genetica . . intercambios . . Miguel Nisnovich . . la eternidad . . Gonzalo Arias . . aguaconhielo . . Pablo Nisenson . . RubenB . . Polis . 1 . 2 . . Gratuidad . . Milei . . juris irrita . . entrevista . . m7red . . arquetipos . . terrunio . . NNalexCCK . . Estimado . . ArielHassan . . Alflorahoy . .

Cap IX

El cerco de la calle Ohm . index . 0 . 00 . inicio . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 .

 

Alflora hoy

Transcurrido medio milenio del llamado Renacimiento y casi tres milenios de que superáramos el hablar en balbuceos monosilábicos y bisilábicos, cabe que consideremos algunas de las transformaciones del habla camino hacia el lenguaje.

Hasta Heráclito en el siglo VI aC el griego no conocía separación entre palabras, ni tampoco el artículo. Todavía no salía de su asombro y s así que no tenía una voz para nombrar a Madre Natura. Solo refería de Ella como Füsis, como energía del florecer en primavera; sánscrito phul- florecer. Y tanto era el desconocimiento de Ella que Heráclito nos señala: Füsis kruptestai filei. La Füsis ama el encriptarse. Recién en el siglo V aC Füsis es traducida como Naturaleza.

Si aquel homo sapiens demoró un millón de años para traducir sus balbuceos en lenguaje, lo que ocurrió en esa transición del siglo VI al V aC merece algunos aprecios. Al no conocer el artículo “to”, la voz “ser” no tenía los elementales correlatos en “el ser”. Por eso aún da que pensar aquella frase de Parménides en el siglo V aC: Xre, to legein, te noein, t’eon emmenai. “Es necesario decir, así como pensar, el ser del ente.

De la voz “ser”, “on”, junto al recién creado artículo “to”, deviene “to on”, que en inmediata metatesis resulta “onto”, “ente”. Ese ente que permitía pasar de hablar de “ser”, a hablar “del ser” o de “el ser”. La cantidad de páginas y hasta de libros enteros que se han escrito alrededor de este, en apariencia, tan simple proceso, no es de imaginar. Martín Heiddeger le dedicó uno de ellos: Was heist denken?

Si en una cuestión tan simple estos grandes pensadores se han detenido a reflexionar, cabe imaginar que a una voz que uso con frecuencia como la voz “criminal” le cabe algún correlato de su nacer y su pasar.

Nace de ese mismo Xre, “es necesario”, con que titulo ese breve capítulo introductorio de la causa de los real status. El morfema “men” que lo acompaña refiere de lo que se acaricia, de lo que mueve a reflexión. Lejos, muy lejos de lo que hoy significa la palabra “crimen” para nos.

Este proceso de los extraordinarios pasajes del habla hacia el lenguaje y de los orígenes del lenguaje a nuestros días, reconoce su mayor campo reflexivo en las particiones, pues cada una de ellas acerca tesoros a la reflexión. Tal el caso de los pronombres: a-, con-, de-, per-, re-, sub- y el más famoso de todos a partir de Decartes: el ex.

El “pienso luego existo” significó una revolución que consagró a la raíz indoeuropea *skei-, separar, cortar, escindir que conforma hasta nuestros días el lugar más privilegiado de la ciencia, aunque hoy empiece a ser descubierto como su desgracia. El “ex” se presume “fuera de”, “exterior a”. Al resto le caben nada menos que “interioridad”.

Si a las esferas de los pronombres les caben territorios de profundidad monumentales, a los del “istor” homérico o del “sistere “ latino les caben los más inolvidables. Por lo menos, así lo siente este que suscribe el récord mundial de causas de hidrogeología e hidrología en Cortes Supremas como fruto que confiesa de estar en el carajo –pequeño cesto en el palo mayor de los navíos donde vivía el vigía, el “polis” homérico antes de devenir “ciudad”.

Al vigía le cabe una particular soledad. En este caso, en isla de Natura durante 43 años, sin haber leído un solo libro en estos 43 años. Sólo haber vivido de los sueños, los deseos, las intuiciones y los azares. Materias estas que la psicología enrola en subconcientes e inconcientes sin otra identidad que la freudiana.

No es mi caso. Siempre supe quién me los enviaba. Y no se trataba de unarquetipo colectivo, sino de un arquetipo vincular que venía del vínculo del amor con nombre y apellido bien conocido. Nunca me sentó poseído. Siempre me sentí cohabitado. Por eso no recurrí a exorcistas.

Aclaro que sólo quise a tres mujeres: la Madre de mis hijos durante 19 años; la piedra preciosa que se me regaló otros 19 años tras 4,5 años de duelo en soledad en isla de Natura y los 19 que siguieron a Julieta Estela Luro Pueyrredón y tras 14 años de ser fiel a los sueños de esta Musa paraguaya, Alflora Montiel Vivero, que cada amanecer me guiaban en los temasde termodinámica de sistemas naturales abiertos y enlazados generando desarrollo de conocimientos, edición y comunicación, me solicita fuera su esposo.

Hoy estoy casado con una difunta. No tengo necesidad de pensar en el prefijo “ex”, del existir, pues no hay nada que merezca la pena atender por fuera de lo que me es dado querer gracias al Amor de estas Musas, que sin la menor duda acercan su Capital de Gracias, su “Dharma” amasado en desconsuelos y pobrezas, para que nos sintamos útiles sin necesidad de pedir algo personal a cambio. Solo aprecio el istor y el sistere relacionados con los demás pronombres.

Volviendo a la voz “istor”, esta reconoce en su más remoto pasado el estar de pie. En estos contextos la voz “historia” no refiere del relato histórico, sino de todo lo que el hombre gracias a su mujer eleva. Recordemos que la mujer tiene dos cromosomas X, 240 años anteriores al Y del hombre y la historia de que ella nace de una costilla de Adán es parte del cuento que nos permite quererla sin salir corriendo. Con esos dos cromosomas X ella está en condiciones de “amar”. El hombre solo puede “querer”.

Muchos siglos le costó a la mujer ser discreta. La cantidad quemadas en la hoguera tildadas de brujas es millonaria. Ella viene del misterio y va camino a mayor existencialidad. El hombre viene de la existencia –era el que salía de la cueva con el garrote a buscar alimento-, y va camino hacia el misterio.

Estas disgresiones en el relato responden a la necesidad, al “Xre” de unir lo que está demasiado disperso. Hemos estado separando criterios en homenaje a la ciencia, ya sea natural, como social y jurídica y viene llegando la hora de que hagamos lugar a los enlaces, a los “entanglements” cuánticos, a los enlaces de la energía y la materia en ecologías, pues esto es lo único que nos permitirá entender el olvido que hemos hecho de los primeros dos enunciados del par 2º, art 6º de la ley 25675, la única que nos da de beber en estos temas que denuncio desde hace 24 años en Justicia y 28 en administración.

Video recién editado sobre estos temas

https://www.youtube.com/watch?v=AmHF8gF0j3I