A la protección de nuestros paisajes

Este nuevo sitio va descubriendo a poco de nacer, los reflejos que enlazan sus perfiles: miradas críticas al paisaje urbano, miradas cálidas al paisaje rural y miradas profundas al paisaje interior.

No sólo resulta inevitable que de continuo se mezclen; sino que resulta enriquecedor y sincerador que así suceda.

La necesidad de sincerar abusos especulativos sobre el uso del suelo, es tarea que justifica llevar estas reflexiones tan lejos o tan hondo como nuestra alma aprecie sentir al corazón de los terruños.

No es un sitio que invite a lecturas rápidas.

De hecho sus comienzos fueron urgidos por la solicitud de que colaborara en una reforma de la ley 8912. Tarea a la que propuse dedicar 18 meses y a la que luego el propio solicitante quiso resolver en 18 días.

Ese desentendimiento facilitó sumergirme en otras aguas, que no las de planicies extremas bastardeadas por la ciencia hidráulica fantaseando energías gravitacionales donde no las hay.

Así fue que a estos temas dediqué los primeros esfuerzos; para de aquí pasar a reflexionar sobre los patrimonios rurales, paisajísticos, culturales, arquitectónicos y artísticos.

En el interín fuí advirtiendo que afloraban campos íntimos que daban sustento a estos desarrrollos de criterios y de afectos.

Estimo haber sido llevado por el azar y el dolor a estos aprecios.

Que de la mano de estos ángeles a los que siempre agradezco: Alflora Montiel Vivero y Estela Livingston, acepto con sus aprecios transitar sin preguntar nunca a dónde llegaremos.

Francisco Javier de Eitzaga Amorrortu, Marzo del 2014.

Hoy 13 de Agosto del 2014 incluye una propuesta de leyes particulares con sostén en ecologías de sistemas termodinámicos naturales abiertos, involucrando energías en suelos, sedimentos, aguas e interfaces en planicies extremas y estuarios . FJA

 

Index . a nutrir paisaje protegido mirando por:

Cap I

Ecología de ecosistemas e hidrología urbana . 20 preguntas

confesiones . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 . 15 . 16 .

Dinámica horizontal en humedales: esteros, bañados, meandros, cordones litorales . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 .

Cap II

Patrimonios en ámbitos rurales, confesiones .

17 . 18 . 19 . 20 . 21 . 22 . 23 . 24 . 25 . 26 . 27 . 28 . 29 . 30 . 38 . 39 . 40 . 41 . 42 .

El paisaje construído en Al Maitén . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 .

Cap III

Paisajes culturales . 31 . 32 . 33 . 34 . 35 . 36 . 37 .

Cap IV

El timón 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 .

Cap V

Leyes particulares . introito . 0 . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 . 15 . 16 . 17 . 18 . 19 . 20 . 21 . 22 . 23 . 24 . 25 . 26 . 27 . 28 . 29 . 30 . 31 . 32 . 33 . 34 . 35 . 36 . 37 . 38 . 39 . 40 . Mercedes .

Cap VI

Línea de ribera . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . distritojoven . La reina del Plata .

Cap VII

Paisajes interiores

Inmanencias . 1 . 2 . . La viga de cruce . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . Joaquín Lera . . jubileo . . creación . . intangibles . . despiertanos . . entropía . . Dicha . . laudato . . Elina Chen . . Carlos Lohlé . . Guillermo Roux . . Roux y Alonso . . César Pelli . . Joaquín V. González . . Sean Carroll . . Pablo Varela . . Leónidas . . Laura . . MaríaJosé . . Romanazzi . . Daniel . . Alberti . . NicoLNOL . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . Julieta . . examen . . honestidad . . editorial . . interlocutor . . Blas . . mediohombre . . PabloF . . Pilará . . fuentes . . Prilidiano . . alma . . Miriam . . Invitación . 1 . 2 . . Edgar Morin . . tropiezos . . Patricia Pintos . . hguyotln . . Garay . . John Berger . . Meryl Streep . . encuentro . . pobrezas . . inundaciones . . Odell . . comentariosLN . . Belgrano .

 

Casuística sobre aprecios patrimoniales

Estimado Francisco, como verás vengo detrás de la carreta.

Con esto de la carreta defino un trabajo relacionado a la 8912 que me gustaría de sobremanera tener tu opinión. Hasta el momento la envié a tres personas amigas y entendidas en el tema y no me han respondido; por lo que tu opinión me ayudaría a darme cuenta si:  (A) no me contestaron para no decirme que estoy totalmente loco; (B) porque les parece una ingenuidad mi propuesta y no quieren herirme con su respuesta o (C) Les ha molestado que un simple técnico, robándole tiempo al descanso. se ha metido en temas que solo entienden urbanistas-

Desde ya, cualquiera sea el resultado de tu dictamen, no dejes de hacérmelo saber; prefiero que alguien me diga ignorante, pero que pueda darme las razones de esa opinión.

Vuelvo a agradecerte lo que puedas hacer por mi inquietud.

Un gran abrazo, Alfredo Soto

 

Acerca archivo de esta propuesta sobre la cual, tras esta breve respuesta que de inmediato acerco, comienzo a dar opinión.

 

A., te diría que a esta altura de aprecios por ciertas tareas, te considero un Ángel de la guarda. Soy un enamorado de esa ley a la que vengo siguiendo los pasos desde 1983 en que conocí a su redactor Edgardo Scotti, redactor también de los dec regl 1549 y 9403.

Luego conocí al Padre de esta ley Alberto Mendonça Paz, un amor de persona y desde luego, a toda la prole que siguió sus rumbos durante dos décadas: los buenos y los chantas.

No tengo la menor duda de que lo que proponés es elemental y merece el mayor respeto y cuidado la precisa redacción de los temas a considerar.

Sería una bella oportunidad para blanquear también el dec 27/98, hijo malparido de esta Madre 8912 y por cierto, definir con más atención el tema de los patrimonios, tanto culturales y paisajísticos Ley 12704, como los llamados naturales ley 10907; cuyos decretos reglamentarios son muy pobres, por no decir despistados.

La tarea es hermosa, pero reclama una dedicación muy intensa, que por ello apreciaría me cuentes qué perspectivas de consideración seria merecería este trabajo.

No tengo ningún problema en colaborar en este proyecto de reforma. Hay temas puntuales que me fascinan y otros que merecerán ser considerados por personas tan serias y experimentadas como Susana Garay, cuya experiencia y humildad no tiene comparación.

El tema que más me apasiona es el de los patrimonios. Y por cierto, el de los respetos que desde el art 59 y el 101 de los dec regl., refuerzan no sólo lo apuntado en las leyes 6253 y 6254, conformando todo lo atinente al marco hídrico.

A este marco habrá que diferenciarlo tal cual lo hace la 6253 de la 6254, precisando el tema pendientes y su traducción a energías gravitacionales o convectivas. estos dos temas son fundamentales para terminar de precisar las incongruencias que quedaron planteadas en la última reforma del Código Civil por Borda respecto de los arts 2340 y 2572 en lo que hace a la definición de línea de ribera que merece soportes dinámicos que las actuales interpretaciones no tienen.

Sin necesidad de modificar el CC, nos cabe mejorar estos aprecios para que sean interpretados como avances y no como retrocesos que alteran el espíritu de la ley.

En materia hidrogeológica ya la cuestión es más complicada, porque ni el Código Penal, ni el Civil, ni el propio Código de Aguas han imaginado las bestialidades que se llevaron a cabo desde la aprobación de Nordelta por legislatura en 1990.

En temas de patrimonio y aguas superficiales y subterráneas, incluído el tema líneas de ribera, me considero un apasionado con antecedentes publicados del color que pidas; incluídas demandas judiciales en SCJPBA, en todos y cada uno de estos temas. 

Para saber con qué bueyes habremos de arar es importante que vayas abriendo el juego comunicacional con el pequeño grupo que imaginas te acompañará en este desafío, que será como cruzar el desierto con sólo un vaso de agua y fieras hambrientas a cada lado de tus senderos.

Son tantos los intereses en juego, que el tratamiento en comisión merece localizar a los más preparados y aguerridos para tratar estas cuestiones.

Dame 24 hs para empezar a acercarte pequeños aportes al tema patrimonios, cuyos mayores peligros están referidos naturalmente a los que están comprometidos con la interfaz urbana-rural, donde la primera se devora a la segunda. Allí te daré un ejemplo que te pondrá la piel de gallina.

El paquete que me tirás es enorme como mi entusiasmo; y por eso necesito consultar con la almohada para ver cómo hago para ser ordenado; pues quisiera empezar por todos lados a la vez. Un abrazo, más que agradecido, sorprendido. Francisco, 9/3/14

 

Primer aporte al tema patrimonios

Alfredo, te paso algunos avances para que adviertas hasta dónde hay que calar hondo en el hueso, en estas breves líneas por las que me introduje a Tu trabajo.

… esta propuesta plantea enriquecer la noción del ambiente fundando aprecio a dos recursos: el que aporta complejidad desde una ecología de los ecosistemas involucrados y el que aporta valoración desde la defensa patrimonial. La intervención de estos recursos en toda propuesta de expansión urbana, permita devolver al marco preambular de la ley lo que hoy viene decidido en exclusiva función especulativa; ya sea por los mercados o por el propio Fisco.

Factores que deberían agregar de modo imperativo, el respeto a los saneamientos de suelos anegables prohibidos, art 101 de los dec regl, merced a crímenes hidrogeológicos tipificados por art 200 del CP. Que atentan en forma directa contra cualquier factibilidadde explotación del recurso hídrico subterráneo.

Y en igual importancia, respecto de las aguas superficiales aplicadas a dispersión de contaminantes cabe sincerar la parálisis de las dinámicas horizontales de todos los cursos tributarios del Oeste que intentan en vano salir al estuario. Pues resulta inviable ocultar este problema sin solución que reconoce más de 2 siglos en el caso del Riachuelo y más de 60 años en el caso del Reconquista y Luján.

Ambos enfoques ponen de manifiesto la importancia primordial del planteo ecológico de los ecosistemas involucrados que ordene la presión de quien avanza a ciegas en la interfaz.

El ambiente tiene derechos que son anteriores al Fisco. Y la ecología de los ecosistemas involucrados tiene derechos naturales -y no por ello menos positivos-, que son anteriores al ambiente

… pero en ningún caso se incorporó instrumento técnico-administrativo alguno que, poniendo en valor el Patrimonio Natural de la provincia, estableciera un límite firme a la expansión urbana;

Que, esta norma ha sido creada de acuerdo a fundamentos que rigieron el ordenamiento territorial de la Provincia, habiendo sido concebido para regular “… especialmente la creación, ampliación y reestructuración de los  núcleos urbanos y el uso y subdivisión de la tierra”, cuestión que es visible y evidente su fracaso, toda vez que vemos los conflictos ambientales producidos en el conurbano bonaerense y, las …

El meollo de esta esquizofrenia teórico-práctica está fundada en la nula consideración previa de los enlaces ecosistémicos. La interfaz rural-urbana implica una mirada ecológica previa de sus enlaces. Sin embargo, veamos cómo la ley 8912 define la clasificación del territorio: (ver en el Anexo I de la ley 11723, en su glosario, el concepto de “ecosistema” y trata de metértelo bien en la cabeza)

En su Art 5º expresa: El área rural comprenderá las áreas destinadas a emplazamientos de usos relacionados con la producción agropecuaria extensiva, forestal, minera y otros.

Sin embargo, en el art 7º acepta que se incluyan en el área rural a los clubes de campo.

Luego, en el Art. 33 señala: Las áreas de población dispersa corresponden al área rural, donde la edificación predominante es la vivienda y las construcciones propias de la explotación rural. La densidad de población bruta promedio será menor a cinco (5) habitantes por hectárea.

Todo proyecto de construcción de viviendas en áreas rurales que ocasione densidades mayores que la establecida, excepto cuando esté vinculado a la explotación rural, se considerará cambio de uso y sujeto a la aprobación previa correspondiente.

Sin embargo, para aceptar las densidades propias de un club de campo señala lo siguiente Art. 34.- Las áreas de población semiagrupada corresponden a colonias rurales, y a otras localizaciones de muy baja densidad.

La densidad poblacional bruta podrá fluctuar entre cinco (5) y treinta (30) habitantes por hectárea.

Respecto de su escala : Art. 53.- En áreas rurales las parcelas no podrán ser inferiores a una unidad económica de explotación extensiva o intensiva, y sus dimensiones mínimas serán determinadas en la forma establecida por el Código Rural, como también las de aquellas parcelas destinadas a usos complementarios de la actividad rural.

Sin embargo, hay clubes de campo anteriores al Dec 27/98, tal el caso de Princess sobre la ruta 26, que tiene tan sólo 1,5 Ha.

El enfoque original de lo rural ha quedado por tanto, conprometido también con la mirada al hábitat y no sólo a la producción agropecuaria extensiva, forestal, minera y otros.

De la misma manera, el enfoque fiscal que prima en la ley de catastro respecto de lo rural, reconoce elasticidades tales como la expresada por Disp 7483/00 de la D.P.CatastroTerrit. (causas 71616 en SCJPBA), interpretando del art 46 de la ley 10707, el destino potencial o racional del suelo o de acuerdo con su ubicación.

Si al mal estacionamiento en la vía pública corresponde una multa mínima de $3000, estacionar a San Sebastián, una ciudad más grande que Pilar en el fondo del brazo intermareal del Luján ¿qué multa le cabrá?

Fácil resulta comprobar que los negocios interesan más al Fisco que los hábitats. Y por ello no es de sorprender que los jueces también se dejen seducir por estos ejemplos y decidan, no importa cuánto tengan que controvertir el objeto de una demanda, para decidir que la ineludible defensa de unos derechos subjetivos acreditados a particulares formas del habitar, que hace 17 años superaron estos escollos fiscales, hoy no conforman demanda ambiental, sino fiscal.

Te paso este pequeño resumen de lo patenciado en estas cuestiones patrimoniales a las que he dedicado 34 años de Vida sin salir jamás de este lugar donde vivo. A este anticipo siguen vínculos de las correspondientes demandas sobre defensas de derechos subjetivos que según el dec 2314/11 deberían ser dirimidos por el OPDS.

 

Introducción . 1000 palabras

Enfoque particular de quien naciera en un espacio urbano y allí transcurriera la mitad de su Vida antes de recalar en la intimidad propia del espacio rural.

La cuestión de la sostenibilidad territorial merece reconocer que en sus interfaces, una se come a la otra. Los motivos sobran en obviedad y al parecer solo la opción de desarrollar acciones que trasciendan a la esfera de la ley de protección de patrimonios paisajísticos, plásticos y poéticos, lograría con no pocos esfuerzos administrativos, legislativos y judiciales, salvarlos de la imparable voracidad de los mercados. El costo de estas elecciones nadie quiera imaginarlos.

¿Cuál sería el motivo para localizar en esa interfaz esta reflexión?. El motivo parece ser propio de la intimidad que con frecuencia llama a muchas Vidas a buscar refugio de armonización en ámbito rural. Y para ello buscan de hacerlo sin perder cercanía con sus afectos, en un radio que promedia los 40 a 80 Kms.

Hay quienes sueñan con un campo de 100 Has y quienes se conforman con una parcela de 1 a 10 Has. Para sentir el cobijo de Madre Natura basta la frondosa arboleda de una parcela pequeña para sentirse en una isla.

El sentimiento que apura este escrito apunta a enfocar su especificidad insistencial y espiritual; esa que habilita el encuentro con una salida poética; no precisamente la de escribir poesías, sino la del obrar con intensidad afectiva.

Imaginable en un marco contemplativo, ese tránsito de armonización, sin embargo, se regala a los que sostienen temple activo. Para contemplación bastan los sueños del amanecer.

Hace unos 18 años vino Umberto Ecco a la Argentina y tras señalar que con 2 equipos interdisciplinarios perseguía aclaración al fárrago comunicacional que sobrevenía a algunas búsquedas de respuestas, al año siguiente y en la página central de Clarín salió publicada la propuesta solución de partir en soledad a una isla desierta rodeada de Naturaleza, sin un solo libro.

Ecco advirtió el riesgo de desestructuración nuclear que conllevaba esa sesuda síntesis y se ahorró de tomar ese camino. No así éste que sucribe que había tomado precisamente ese atajo 16 años antes de que Ecco hiciera su propuesta.

El ingreso o devolución a la condición rural del hábitat de una criatura, no es sencillo; pero al parecer y más allá de variadas consecuencias, tiene algún sentido. Así por caso, James Hillman nos señala: La noción de crecimiento complementa con la noción de crecer hacia abajo, o arraigar en la tierra y quedar conectado a ella, en orden a que el individuo crezca aún más”.

10 siglos antes, Abentofail daba noticias en un enigmático escrito “el filósofo autodidacta”, del valor de estas instalaciones en isla de Naturaleza.

26 siglos antes, Heráclito resumía en un hermético , señalando que la Naturaleza ama el ocultarse. La Fusis en tiempos de Heráclico no refería a Naturaleza, sino a la energía manifiesta en floración, en brote engendrado por , por enlace de dos abismos.

Los siglos pasan pero los misterios que rodean a Natura continúan. Y para ello no hay necesidad de escapar a Machu Pichu. Basta una parcelita rural. Quien vivencie ese “habitar” difícilmente lo olvide y se preste a volver a la ciudad.

La cuestión inferible de la sustentabilidad quisiera entonces referirla no a la condición que descubre esa parcela en el ordenamiento territorial y a los compromisos fiscales que sin duda a poco la acosan, sino a la Vida que quedó sumida en esa elección en tiempos donde la vía láctea lucía cada noche en plenitud encendida, pues no había tal ciudad, ni interfaz en inmediata cercanía.

Pasaron 17 años y ya la ciudad se vino encima. Los revalúos también lo apuntaban. No había más opción que vender o defender esa condición de Vida con lo que alcanzara a expresar en un par de expedientes municipales y provinciales. La primera respuesta fue inmediata y quedó registrada por Decreto Municipal N° 2161 del 20/12/96 que respondía a un exp Nº 6643/96. La Provincia demoró 5 meses reconociendo dos documentos: la Disp 259/97 de la Dirección Provincial de Valuaciones Rurales respondiendo al exp. Nº 2335-14399/96 y la Disp 450/97 de la Dirección Provincial de Catastro Económico confirmando la anterior. Ellos mismos se ocuparon de labrar las planillas de esas nuevas valuaciones parcelarias. Contemplando las solicitudes del que sucribe, “interpretaron las normas que regulaban la materia” (par m, art 1º, ley 10707).

Aquel Decreto y estas Disposiciones conformaron “derechos subjetivos”. Y aquí rescatamos de la extensa historia jurídica del máximo tribunal de la Nación, lo siguiente: "Todo derecho que tenga un valor reconocido como tal por la ley, sea que se origine en las relaciones de derecho privado, sea que nazca de actos administrativos (derechos subjetivos privados o públicos), a condición de que su titular disponga de una acción contra cualquiera que intente interrumpirlo en su goce, así sea el Estado mismo, integra el concepto constitucional de propiedad".

Pasaron otros 17 años y la gran ciudad emergente contrasta con la pequeña vieja isla en Naturaleza. La valuación de las parcelas subieron un promedio de 300 veces y las ofertas de compra amenazaron subirla 12.000 veces.

Recuerdo con brevedad un pasaje que conformó la solicitud original: El día que transforme cualquiera de estos bienes más que afectivos y cargados de espíritu en un pedazo de papel pintado, ya mismo les pido que me rematen por traidor a la Vida.

Habiendo hecho comunicación de estos esfuerzos al Laboratorio de Investigación en Territorio y Ambiente, L.I.N.T.A.y al International Council on Monuments and Sites I.C.O.M.O.S. para la calificación patrimonial de "Jardín Histórico" prevista por la UNESCO en la Carta de Florencia, el reconocimiento que solicito de este hábitat, espero conozca algún día tierra fértil que fecunde nuestra humanidad, coherencia e integridad, convalidando el carácter, energía y memoria que respiran los terruños.

La protección que a través de la ley 12704 busco para estos patrimonios, compromete el cuidado de ellos, ya sea por parte de mis Hijos o de aquellos que les sucedan. Ver anexos administrativos, legislativos y judiciales.

 

 

Soportes patenciados; tan extraños para terceros, como entrañables para quien suscribe vocación . 2500 palabras

De la consideración y aprecio que algunos debemos a pequeñas parcelas rurales que han quedado atrapadas en las fauces hambientas de la interfaz urbana.

Los relatos de estos textos que siguen, recogidos de décadas pasadas, reflejan vivencias, que aunque logren parecer menos “enajenadas”, sólo resultande interés comunicar aflorando en campos de cercana patencialidad.

Algún atardecer tal vez alcancen su destino como viga de cruce de un arroyo por donde fluyen aguas nacidas un día del monte congeladas.

Psijé, el espíritu que sopla, alienta y trasciende al parecer todas las esencias, no puede impedir frente a la muerte que aflore finalmente lo inmanente en nos; y de mil formas nos cimiente, nos irrigue y silencioso, sea “res” medular; carne sensible, en más que un eurístico presente.

Nunca fue río de llanura, sino de montaña torrente congelado por donde hube de salir. Estas hebras frías, también ellas por años congeladas, afloraron después de sentir el carácter de mis terruños. Decenas de miles de años tierras habitadas e irrigadas merced a este profundo río interior.

Hace más de tres décadas hubo el espíritu de advertir ya no florecía en mí su seducción. Me fue secando y por éxtasis en candelas de locura me hizo transitar. Perdí mi hogar; toda estima, incluída la propia; y me hospedó tan sólo soledad. Aquí florecieron estos guiños del habla, del cuerpo, del alma.

 

Al comienzo hizo Dios el Universo.

Y lo único que pudo hacer el Hombre fue llorar. A no más de comenzar, pariendo su Vida; o lo que habían preparado para él.

Cuántas veces nacemos de nuevo; y cuánto nos cuesta pararnos, antes de empezar lentamente a marchar.

Mucho más difícil aun, hablar de lo más hondo,abismal, velado; develado y vuelto a velar.

El lenguaje no ha cesado de alzarse, de asegurarse alto como Babel; borrando huellas que movieron su nacer y que alguna vez pudieron responder con sensibles reflejos a estas vivencias.

La sinceridad interior, por el contrario, ha buscado refugiarse donde ha podido; siempre más hondo; tanto más oscuro.

Cuando le faltaron caricias, luego de llorar océanos, se refugió en campo de soledad; y allí, sus guías íntimas le ayudaron a construir humilladero.

Atrás habían quedado todos sus seres queridos.

Afortunado fue tras el viaje a la China, de aparecer a pocos kilómetros de su antiguo hogar; también él destruido.

Han pasado treinta y tres años. Y he permanecido fiel como he podido a los viejos y nuevos amores, como mandan destinos.

¿Y cómo mandan; o cómo acompañan más allá de la fatalidad. Y quiénes fueran éstos que tejen destinos?

Ha de ser pregunta tan vieja como el Hombre. Siempre a responder después desostenido des-amor.

Extraordinarios excesos de la indudable trascendencia de Psijé.

Sacar algo en limpio de una desestructuración hasta tanto no se haya recuperado y redobladoidentidad, resultará por completo imposible.

Aún después de décadas es probable que resulte indigerible su relato.

La alteración de cosmovisión es por completo paradojal.

En los primeros años será en trabajos muy sencillos donde descubrir a este Hombrecito. Muy pequeño; alelado; lleno de inocencia. En nada correspondiendo a esperada existencialidad.

Un lejano día, afectivo, espontáneo ylleno de privacidad, podrá comenzar a expresarse sin tanta dificultad.

En esta pequeñez, su privacidad deberá estar en extremo resguardada.

No imagino esta situación en localizaciones urbanas.No veo en ellas marcos de contención alguna para criatura en tan lamentable estado. Tampoco en una comunidad terapéutica. Allí, definitivamente: “imposible”.

En la armonización de la esquizofrenia, el Yo, o lo que quedó visible de él, no acepta ser analizado; ni siquiera observado. Las relaciones que van del Ello al super YO, ya no cumplen en responder a lo esperado en esta intelectualización.

Respecto de los demorados abordajes intelectivos, las respuestas a cuestiones técnicas o muy concretas de su devenir inmediato, las encontrará casi siempre en natural descanso. Echándose a dormir. Ya no habrá por mucho tiempo, tarea intelectual alguna.

Ningún proceso crítico tendrá lugar, repito, en reflexión o sesudo análisis.

El enfoque más sesudo estará reemplazado por pensamientos fugaces que harán por él las guias necesarias.

Recuerdo aquel aserto del sabio árabe que decía:

"el hombre más sabio es aquel que está solo en el desierto con los sesos calcinados por el sol".Al que por mi parte agrego: "calcinados por el sol de la soledad".

Nadie cruzaría estos abismos para ver lo que se siente. Y quien por accidente siempre lleno de infortunio los haya cruzado, imagino se tomará décadas antes de hacer mayores comentarios, otros que los debidos sino al trabajo.

Imagino que el descenso a una realización personal, merced al carácter y coherencia de lo obrado, el lugar habitado y los afectos estanciados en semejantes descalabros; sin contactos con profesionales médicos; ni medicamentos; ni cofradía; ni comunidad; ni libros; ni conferencias; ni viaje alguno durante 30 años, sin interrupción de continuidad vivencialyexperiencial; abren y facilitan de alguna forma, este intento de reconstrucción de un abismo iluminado.

Como vivencia, le toca descender en un largo traspaso a la materia; a los afectos primarios; al hogar, al terruño.

Sin embargo, el beneficio que desde una porción de suelo rural se alcance al Hombre en estos rincones de soledad y discreta existencialidad, tal vez logre conformar un pequeño campo de identificación que no necesite de intérpretes.

Esta historia empieza, donde la vida para la mayoría de los locos en hospicios termina.

Todas las observaciones que se puedan hacer antes que la propia locura haya hecho su tránsito, que no es breve, ni admite compañeros, no hará más que confundir.

Lograr recuperar juntura original con los afectos primarios ya no será viable. Pero sí"cercanía" y "permanencia" en ellos.

Luego que apaguen un poco las luces, descenderá mucho más allá del éxtasis que lo llevó por locura; y mucho más acá de lo que estimó jamás lograr volver.

"Cuando cambios en providencia te hayan arrojado bastantemás allá de lo esperado, aparenta al menos mansedumbre; aparenta docilidad”, nos recomienda Heráclito.

"Amanecísteis, porque cada mañana, la túnica casi húmeda, se desgarraba virginalmente para amaros: desnuda, pura e inviolada". Nos confiesa Vicente Aleixandre.

Cuando Emanuel Levinas, que no era muy dado a lirismos, parafrasea sin saberlo a Aleixandre y nos vuelve a descubrir a un arquetipo corriendo su velo y amaneciéndonos;pudiera pasar éste por ligeramente colectivo; sin embargo, reitero su carácter particularmente personal.

Que durante años nos convoca cada mañana. Nos educa. Nos abre el alma, sorprendiendo y poniendo en juego su eterno capital de gracias nos devuelve al mundo de donde fuimos salidos.

Y luego llegan los que aportan su cuota de amor natural y terrestre. Y desdoblan esos mandos. Sintiendo entonces la vida en relación con nuevas criaturas, a hospedar con la mayor fidelidad. Y así de tantas formas, ellas ayudarnos a descender aun más.

Hasta revelarse una, desde su amor: visible, tangible, acariciante musa.

Esta nueva relacióncon "quienes" pudieran estar en nuestra alma, regalando azares, sueños e intuiciones, deseos y afectivas ocupaciones, en trabajos muy sencillos del pescuezo para abajo, ya son parte de un destino que ha cambiado radicalmente la conciencia que del alma, de las Musas y de E-Go tenemos.

Transiciones esenciales de viento, savia y cimiento. Del ser del viviente arquetipo, ya simple espíritu marital, asistiendo ya no la "personalidad", sino como "persona" sensible desde el alma, los destinos cruzados con profundo E-Go,en insondable abismo vivencial.

No es la persona lo que nosotros sacrificamos, sino lo personal. Internalizar a través de sacrificio no tiene nada que ver con elecciones entre exterior e interior. "Sacrificio", como todos conocemos y siempre olvidamos, significa justo esta clase de conexión entre eventos personales humanos y su divino trasfondo impersonal.

En los procesos velados de internalización o introyección, más o menos discernidos con mínimo respeto y cautela, Jung y sus discípulos refieren de criaturas que dicen vivenciar un "extraño" alojamiento corporal.

Y por mi cuenta agrego: sin necesidad de imaginar en ésto undon, siarmonizado y finalmente hospedado, cabría imaginarlo entrañable compañía.

De lo contrario extraña e incómoda.

Su caricia es "sensible" y por ello concreta. Sus frutos: "orgánicos, armonizadores, integradores y liberadores"; organizando como nadie lograría imaginar, después de tan formidables descalabros, nuestra vida.

Lo poco rescatable que trasciende de estas vidas pareciera muy sencillo; y tendría que ver según Jung, con alguna relación particular con la Naturaleza.

Así ha sido para éste que suscribe. 30 años con su esqueleto poniendo ladrillos, plantando árboles, conformando paisajes y elevando esculturas; y ahora con su pluma, descargando su osamenta y asistiendo la de Natura.

Los primeros trabajos en SCJPBA ya reconocen largos 8 años. La web reconoce no menos de 30 millones de caracteres sobre hidrología urbana. El propio CAI reconoce dos trabajos sobre Fenomenología termodinámica estuarial presentados al CII 2010

Estos oficios vienen mediados por esos espacios rurales a cuyo valor este trabajo apunta, corriendo el velo a descalabradoras situaciones humanas haciendo sin "guías terapéuticas" su camino; sin prisas; sin ningún alarde; y con mayor respeto relativo.

La ética del hospedaje en cuerpo-alma y en Natura entendida en términos físicos, metafísicos o intrafísicos es, ya sea por celos o por cosmovisiones, un hueso duro de roer. De aquí aquella expresión de Spinoza: “Nadie sabe lo que puede la locura. Nadie, o que puede el cuerpo”

Del "sacrificio" que su armonización implica, sin necesidad de extenderme en explicaciones, siempre devendrán frutos.Y a todos dará a su modo, algún día bienvenida.

A nadie le cabe imaginar, nicómodo, ni incómodo, en cosmovisión antropocéntrica, licuada de eidos parentales y plena de existencial hedonismo, una fusión tan cargada de física e intrafísica, aportando con tanto sacrificio, mayúscula identidad.

Según relato, los únicos transportes externos se manifiestan en el trabajo. Y habrá mucho para hacer antes de hablar.

Impensable alteridad; que aunque cargada de identidad marital y parental, en normal existencialidad y en un espacio urbano jamás lograríamos hospedar.

Decía Gil Vicente: “Halcón que se atreva con garza guerrera, peligros espera".

Quien se haya dado de narices con el alma, lo sabe bien.

Al alma no le interesa mostrarse, sino al espíritu en ella animar. Y cuando lo hace, cuando este espíritu se muestra, lo hace para modelar y preparar un bordado destinal.

Por tanto, sin meter un poco de temor y sin hacerle un formidable agujero en su identidad, es difícil que un Yo la sirva por el simple trámite de advertirle: aquí estoy.

Es natural entonces, enfrentando los primeros sacrificios, verlo de rodillas; luego cada vez más pequeño. Lo que sigue no es para el relato. Con vivirlo basta.

El espíritu siempre se constela en el alma; aun si nosotros no sentimos el toque "sensible" del espíritu en ella, como en esquizofrenia ocurre.

Cuando el espíritu "toca" en el alma, el Yo, candidato a muerte, comienza a sufrir tremenda desestructuración. De esa conmoción sensible, deviene la apertura del alma.

Tan graves episodios han sido comparados a una explosión nuclear interior; y mimetizados en los misterios eucarísticos del cristianismo, en las imágenes de la "ascensión del Señor".

El espíritu, más allá de su primera larga presencia arquetípica, tuvo que "tocar" y luego "acariciar" en el alma, ahora revelada en el cuerpo, para que el Hombre como niño lo siga.

En esta alma abierta y manifiesta a través del cuerpo se vislumbra la identidad del espíritu que nos anima y guía destino.

También nos es dado sentir en brevísima relación a otros espíritus, que de alguna forma allí cohabitan.

Relataban los antiguos que muerto el cuerpo, era dable sentir el suspiro del alma al partir; pero un Ulises de nuestro tiempo, por mí admirado,decía que 20 minutos después partía el último y más importante de los alojados en ella: E-Go y su amor propio profundo consigo.

Aun así, de mi parte siento, que muerto el cuerpo, E-Go y su savia sobreviven; y a pesar de la labor de tantos gusanos, permanece vivo en su terruño.

Siendo de arcanos su manifestación más viva, llamada y entregada al amor en ejercicio permanente ¿por qué habría de partir? habiendo tantas formas de morar en un terruño.

Hablar de “con-ciencia” a esta altura del relato, implica haber dejado atrás la conciencia del Yo, del uno mismo y cosas por el estilo. Que aunque estén definitivamente acreditadas, necesitan descender de sus cabalgaduras para hospedar estos relatos, cuyo ingenio y eros quisieran apuntan solicitud a ingeniería para acercar software que asista el fárrago de tarea que carga la Justicia.

Vayamos a un ejemplo. Controvirtiendo por su cuenta el Objeto de la demanda que apuntaba a “derechos subjetivos” formalmente establecidos hace 17 años en aquel decreto y disposiciones apuntadas en el introito, el juez de 1ª instancia y los de Cámara concluyeron que todo apuntaba a $27.000 pesos del ABL municipal y negaron que la demanda de inconstitucionalidad hoy en SCJPBA, fuera supra-ambiental; ni siquiera ambiental.

En contraste a esas simplificidades este hortelano, advierte complejidades. Por dar otro ejemplo, el del Recurso in extremis, causa D-473/2012 en CSJN. Allí va la confesión del ACUMAR señalando que no sabían cómo identificar el pasivo del PISA MR, tras haber gastado ese año 2011 $ 7400 millones –un 80% más que los 4077 del Poder Judicial de la Nación.

El abismo del Riachuelo cuya salida estuarial muerta la mecánica de fluídos no alcanza a integrar en términos ecosistémicos a sus conocimientos, refiere de abismo que la ciencia vela, más oscuro a éstos que relato.

Para todos ellos valgan estas fenomenologías en el alma que en Octubre del 2010 les advirtieron lo que en materia de energías convectivas el Padre de la Física matemática se llevó a la tumba sin terminar de aclarar.

Hoy, una pobre mujer guaraní les abre ese abismo algo más que esquizofrénico, cuyos costos en términos ecosistémicos y ambientales a lo largo y ancho del planeta en inútiles obras contra Natura en estos últimos 150 años cabría estimar en una cifra cercana a 10 a la 14, (varios PBI mundiales).

A lo mejor se sorprenderían gratamente si mirando por estrechas aberturas del alma quedaran menos prisioneros del ojo mecánico que persigue sustentabilidades con criterios avaros, algo más que infernalmente errados.

Procesos éstos que relato del alma, de dinámica no sólo oculta; también incomparable. Que jamás podrían ni habrían de ser hospedados a partir de relato original alguno, que no fuera patenciado, concreto, sostenido en animoso trabajo corporal en entrañable hábitat rural. Expresión de libertad y poético sostén que siempre será pesebre para resucitar a la vida y sus correlatos.

Asistiendo hoy a estos abismos que tocan a los desarrollos en la interfaz rural-urbana donde se consagran todos los atropellos inimaginables de la ingeniería hidráulica en planicies extremas, para favorecer los apetitos mercaderes de voracidad incalificable, de cuyas noticias siguen estos vínculos.

Probando que lo poco rescatable que trasciende de estas vidas enajenadas y armonizadas en cercanía de interfaces en pequeñas islas de Natura, sostiene, como decíaJung, una relación particular con Madre Naturaleza.

Si la ley 12704 no es útil para proteger estos terruños, ¿para qué servirá? . . Si el ojo mecánico es mojigato y mira sólo su pellejo newtoniano, ¿cuándo despertará a energía solar?

 

Obstáculo, dilema, disyuntivo, complejo

obstáculo.

(Del lat. obstaculum).

1.m. Impedimento, dificultad, inconveniente.

2. m. En algunos deportes, cada una de las dificultades que presenta una pista

dilema

(Del lat. dilemma, y este del gr. dilhmma, de diV, dos, y lhmma, premisa).

1.m. Argumento formado de dos proposiciones contrarias disyuntivamente, con tal artificio que, negada o concedida cualquiera de las dos, queda demostrado lo que se intenta probar.

2. m. Duda, disyuntiva.

disyuntivo, va.

(Del lat. disiunctivus).

1.adj. Que tiene la cualidad de desunir (separar).

2.f. Alternativa entre dos cosas, por una de las cuales hay que optar.

complejo, ja.

(Del lat. complexus, part. pas. de complecti, enlazar).

1.adj. Que se compone de elementos diversos.

2. adj . complicado (enmarañado, difícil).

3.m. Conjunto o unión de dos o más cosas.

Condúzcanos este inesperado y ajustado introito final a enfrentar el obstáculo que todos reconocen en estas causas, para así volver esta lectura a empezar.

Según la Real Academia, ésta sigue siendo la primera acepción de esta voz ECOSISTEMA: Comunidad de los seres vivos cuyos procesos vitales se relacionan entre sí y se desarrollan en función de los factores físicos de un mismo ambiente.

Pero estos aprecios no alcanzan para mirar los procesos en aguas someras, flujos ordinarios mínimos en sangrías mayores y salidas tributarias en planicies extremas. Es aquí donde encontramos el obstáculo termodinámico que pocos aprecian considerar, a pesar que resulta algo menos que inútil anclar el progreso en complejidad del conocimiento y la observación de nuestros problemas con el sencillo foco crítico de la Real Academia.

Termodinámica: Parte de la física en que se estudian las relaciones entre el calor y las restantes formas de energía. De aquí vayamos al glosario de la ley 11723

ECOSISTEMA: Sistema relativamente estable en el tiempo y termodinámicamente abierto en cuanto a la entrada y salida de sustancias y energía. Este sistema tiene una entrada (energía solar, elementos minerales de las rocas, atmósfera y aguas subterráneas) y una salida de energía y sustancias biogénicas hacia la atmósfera (calor, oxígeno, ácido carbónico y otros gases), la litósfera (compuesta por humos, minerales, rocas sedimentarias) y la hidrósfera (sustancias disueltas en las aguas superficiales, ríos y otros cuerpos de aguas, costas blandas y bordes lábiles como bordes de transferencia y esteros y bañados aledaños como baterías convectivas). La redonda es regalo de mi Musa Alflora.

Quien ha dejado asentado en el Glosario del Anexo I de la ley 11723 este avance de criterio de indudable mayor complejidad, nos ha hecho un regalo que nunca terminaremos de agradecer. Por cierto, antes debemos advertir su valor; ese que permitiría enfocar esos arts 2º, inc e y 6º de la ley Gral del ambiente y respetar el orden que es inviable, inútil, inconducente trastocar.

Las aguas de un río no pasan dos veces por el mismo lugar. En nuestros tributarios urbanos, sencillamente, nunca pasan ni una sola vez. Están MUERTOS. La salida a esta cruda situación se transita en fenomenología termodinámica.

Mirando por rituales procesales las aguas seguirán MUERTAS.

En algún momento, alguien cargará en conciencia estos obstáculos, dilemas, disyuntivas, complejidades ...y comenzará a reflexionar.

 

Vínculos a estas demandas

patrimonios rurales . 221 . 222 . 223 . 224 . 225 . 226. 227 . 228 . 229 . 230

 

http://www.hidroensc.com.ar/incorte100.html . lo recomiendo

http://www.hidroensc.com.ar/incorte101.html

http://www.hidroensc.com.ar/incorte109.html

http://www.hidroensc.com.ar/incorte110.html . lo recomiendo

http://www.hidroensc.com.ar/incorte111.html

http://www.hidroensc.com.ar/incorte112.html

http://www.hidroensc.com.ar/incorte125.html

http://www.hidroensc.com.ar/incorte128.html

http://www.hidroensc.com.ar/incorte129.html

http://www.hidroensc.com.ar/incorte137.html

 

Mañana o en un par de días espero acercarte más opiniones. Pero te insisto en la necesidad de generar un equipo de trabajo dispuesto a debatir no menos de una semana de intenso tráfico comunicacional, cada uno de los artículos a modificar. Ello llevaría no menos de un año y medio.

Para ello subiría una página web editando todos los comentarios. De esta manera se avanza en transparencia y seriedad. Este que te acerco lo subiré al sitio “paisajes protegidos” que espero editar no bien vuelva de visitar a mi Madre.

Estos temas están tan comprometidos con las presiones de todo tipo de lobbies, que la única forma de sacar los pingos a la cancha es publicando todo. De lo contrario te encontrarás que el día que vayas a votación en el recinto te desdibujen en 5 minutos todo lo actuado. Eso ya pasó con la 12257 en su art 18.

Como decía Lope, “cómo quieren que sea discreto si tengo el corazón en dos partido”.

Un abrazo Francisco, 10 de marzo del 2014